Huevos decorados con formas de animales

Con un poco de pintura podrás transformar una cáscara de huevo en un alegre animalito.

Los huevos decorados son una manualidad tradicional, sobre todo para la época de Pascuas. Con un poco de pintura imaginación, la cáscara del huevo puede tomar la forma que prefieras. En este caso, te mostramos cómo hacer animalitos divertidos para decorar la cocina. Se trata de una manualidad entretenida y, sobre todo, muy barata, ya que se aprovecha la cáscara vacía de los huevos.

Necesitarás:

Huevos
Pinturas
Rotulador negro
Fieltro
Cartulina
Tijera y pegamento

Cómo se hace:

  1. Para poder usar la cáscara de huevo, antes que nada debes vaciarlo. ¿Cómo se logra esto sin romper el huevo? Muy fácil. Con la ayuda de un adulto, se hace un pequeño orificio en cada extremo del huevo, usando un cuchillo o una aguja. Para retirar el interior del huevo, se sopla por uno de los agujeritos, volcando el contenido en un recipiente. Guarda el recipiente en la heladera para usar la clara y yema en alguna preparación.
  2. Limpia la cáscara con agua y detergente. Sécala con mucho cuidado para no romperla. Ya tienes la superficie básica para crear divertidos animalitos.
  3. Pinta el huevo de un color de base, según el animal que vayas a realizar: rosa para los cerditos, amarillo para los pollitos, manchas marrones para una vaca… También puedes dejar el color natural de la cáscara, por ejemplo, para hacer un conejito blanco.
  4. Una vez seca la pintura, pinta con un pincel  fino o con un rotulador los rasgos del animalito: hocico, ojos, dientes, manchitas…
  5. Recorta patitas de fieltro o cartulina y pégalas con cola en la parte inferior del huevo. Con estos materiales también crearás las orejas, alas y rabo de los diferentes animalitos.
  6. Ahora solo tienes que colocarlos para que luzcan donde más te guste, siempre con mucho cuidado para que no se rompan. Puedes hacer una base cilíndrica de cartulina para mantener firmes a tus animalitos.