Manualidades. Camiseta pintada a mano

Las camisetas son muy cómodas y te quedan muy bien. Vamos a enseñarte a hacer una camiseta pintada por ti mismo. Verás que sencillo y puede ayudarte toda la familia.

A todos nos gusta usar camisetas, son muy cómodas y bonitas, por eso te vamos a enseñar a pintar tu propia camiseta, para que sea tu favorita.

Esta manualidad puedes hacerla en familia en una tarde lluviosa y todos pueden participar, hasta los más pequeños.

Elige el dibujo que más te guste para tu camiseta y ponte manos a la obra.

Materiales:

• 1 camiseta blanca de algodón
• 1 trozo de cartón para apoyar
papel de calco
• molde
• pinturas especiales para tejidos en: rojo, amarillo, azul, verde, blanco, negro, ocre y todos los que necesites para tu dibujo.
• 1 toalla
• 1 recipiente con agua para limpiar los pinceles
• pinceles
• papel absorbente

El trozo de cartón debe ser tan grande como la camiseta, pues lo pondrás dentro para proteger la espalda de la pintura. Forra el cartón con la toalla. Si lo prefieres, puedes utilizar una carpeta de plástico.

Coloca el cartón forrado dentro de la camiseta, cuida que esté bien estirada para que tu dibujo no quede ajado. Apoya la camiseta sobre una mesa. Calca el dibujo sobre la camiseta. Si no te quedó muy bien calcado no te preocupes, repásalo con un lápiz.

Con un pincel muy fino repasa el contorno del dibujo con pintura negra. Cuida que la pintura no gotee sobre la camiseta, para esto puedes descargar un poco el pincel en el papel absorbente. En esta parte puedes pedirle a mamá o papá que te ayuden.

Luego comienza a pintar por la parte superior del dibujo, para evitar pasar la mano sobre la pintura fresca. Elige un color y rellena el sector correspondiente. Aquí puedes hacer dos cosas. Lavar el pincel y continuar con otro color, o pintar todos los sectores que vayan con el mismo color.

Lava el pincel en el recipiente con agua y escúrrelo bien en el papel absorbente.

Continúa de la misma manera hasta que hayas pintado todo el dibujo. Entonces déjalo secar. Ya puedes usar tu camiseta. A disfrutarla.

Si tienes hermanos pequeños, puedes dejar que participen en la manualidad como modelos. Es simple, pídeles que pongan sus manitos sobre la camiseta y dibuja su contorno, luego píntalo de diferentes colores. Tendrás una camiseta llena de manos coloridas y muy divertida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *