Manualidades sobre el mar. Barquito de cáscara de nuez

Es muy divertido hacer manualidades sobre el mar. Te contaremos cómo hacer un barquito con cáscara de nuez, es muy fácil. Y luego podrás botarlo tú mismo al agua.

Este barquito es una de las manualidades tradicionales para niños. La ventaja que tiene esta manualidad es que sirve para aprender a construir los propios juguetes, porque después que está seco, el barquito puede colocarse sobre el agua para hacerlo navegar.

Esta manualidad está indicada para niños de 4 años y requiere de cierta ayuda de los adultos. Es un trabajo orientado a desarrollar la motricidad fina, la creatividad, a ejercitar las habilidades para ejecutar actividades que requieran de cuidado y precisión.

Materiales:

• cáscaras de nuez
plastilina
papel de color vivo
• tijera
• palillos de madera

Para esta manualidad necesitarás tantas mitades de cáscara de nuez como barquitos desees hacer.

La cáscara de nuez debe estar limpia, o sea, sin nuez. Rellénala con un poco de plastilina bien amasada y presiona el relleno con los dedos para que quede bien firme.

Dibuja la vela sobre el papel de color y recórtalo. Atraviesa el palillo de madera por la parte central de la vela, o sea, a lo largo de la misma. Este será el mástil del barco.

Ahora clava el mástil en el centro de la plastilina (que rellena la nuez), cuidando de que quede lo más perpendicular posible al borde de la cáscara. Esto permitirá que el barquito mantenga el equilibrio.

Deja endurecer la plastilina por unas cuantas horas. Ya puedes probar cómo flota tu barquito. Pon una palangana con agua y coloca tu barquito de nuez sobre la superficie. Si flota, es todo un éxito, si se cae de lado, no te preocupes, cuida de centrar bien el mástil en el próximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *