Orejas de conejo

Aprende a fabricar unas divertidas orejas de conejo para tu próxima fiesta de disfraces.

Las fiestas de disfraces son la oportunidad perfecta para poner manos a la obra y hacer divertidísimos disfraces. No es necesario que gastes dinero con accesorios de cotillón, ya que en casa podemos realizar unas bonitas orejas de conejo, utilizando materiales accesibles. Este disfraz es perfecto para la edad preescolar. Los más pequeños podrán hacer su propio disfraz con la ayuda de un adulto.

Vamos a necesitar:

Cartulina blanca
Papel rosa
Pompón rosa
Ojos de muñeco o marcador negro
Grapadora
Cinta adhesiva
Cola vinílica
Tijeras

Cómo se hace:

Lo primero que hacemos es cortar una tira de cartulina blanca de unos 10 cm de ancho, y de un largo suficiente para que se ajuste en torno a nuestra cabeza.

Sobre la tira de cartulina blanca, en la parte central, hacemos la cara del conejo. Utilizaremos un pompón rosa para la nariz y unos ojos movibles para darle vida (también puedes dibujarlos con marcador negro). En este caso lo hemos hecho de forma sencilla para que la manualidad fuera más fácil, pero tú puedes agregar todos los detalles que prefieras.

Recortamos las orejas de cartulina blanca con la ayuda de un molde, para que queden iguales. Lo mismo hacemos con el centro de las orejas, recortando dos piezas de color rosa, más pequeñas que las orejas.

Pega las orejas sobre la cartulina blanca, de manera que queden a la altura de los ojos, pero en la cara interna de la tiara.

Ahora solo queda formar un círculo con la cartulina y engrampar los extremos. Es importante cubrir los ganchitos con un trozo de cinta adhesiva, para que no causen ninguna molestia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *