Una maceta especial

Te contamos cómo hacer una maceta con materiales de reciclaje. En este caso, usaremos los cartones de las hueveras, para hacer unas lindas flores.

una-maceta-especial1

Te contamos paso a paso cómo hacer una maceta con materiales reciclados que tenemos en casa.

Los materiales que precisas para hacerla son:

– 1 huevera de cartón, de esas que compras en el supermercado.
– 2 palitos de brocheta o sorbitos (pajitas) de refresco.
– 1 tapón de corcho de botella.
– 1 vaso de plástico.
– porexpan o telgopor picado.
– pinturas: témperas o cola vinílica rojo, verde, amarillo y azul.
– cola vinílica.
– tijeras.
– punzón.

Instrucciones:

La maceta será un vaso de plástico grande, de los de refrescos. Puede dejarlo como está o puedes pintarlo o forrarlo con papel decolores.

Para pintarlo, aplicas dos capas de pintura del color que quieras. Es mejor utilizar un color diferente del de la flor, para que resalte más. Podemos también decorar la maceta con líneas de un color distinto al de fondo. Por ejemplo, si pintamos la maceta de azul, podemos pintar líneas en amarillo.

Para hacer la línea, colocamos el vaso de lado y apoyamos suavemente el pincel donde queremos comenzar la línea, y manteniendo el pincel en posición con la mano derecha. Con la mano izquierda, vamos girando lentamente el vaso, de modo que el pincel va dejando una línea sobre el vaso. Completamos la vuelta y listo. Podemos hacer tantas líneas como queramos.

Para forrar la maceta con papel, basta con elegir un papel bonito y colocarlo debajo de la maceta, luego subir los lados y atar con un lazo debajo del borde de la misma, parecido a un envoltorio para regalo.

Haremos dos flores cortando cuatro secciones del cartón de la huevera, con forma de corola. Pintamos dos corolas de rojo, para formar los pétalos de las dos flores. Y dos corolas de verde, que simularán el cáliz de la flor. Superponemos una corola roja sobre una verde, algo giradas para que asome la verde debajo de la roja y las pegamos con cola vinílica.

Cortamos dos rodajas de corcho y los pintamos de amarillo. Los pegamos en el centro de las flores con la cola vinílica. Perforamos las flores con el punzón para pincharles los tallos.

Los tallos se fabrican con los palitos de brocheta, que se pinchan en la parte inferior de la flor.

Las flores van pinchadas en el resto del tapón de corcho, que se coloca en el fondo de la maceta.

Cuando tenemos ubicadas las flores, rellenamos el resto de la maceta con el porexpan o telgopor picado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *