Tarjeta de San Valentín

Si te gusta pintar, podrás hacer de manera sumamente fácil unas bonitas y divertidas tarjetas de San Valentín. Esta sencilla manualidad es ideal para niños pequeños que estén empezando a pintar.

Solo vas a necesitar:

Cartulina rosa
Cartulina verde o amarilla
Molde impreso en papel blanco
marcadores
Tijera
Pegamento

Instrucciones:

Corta un rectángulo de cartulina rosa, de unos 10 cm de largo por 20 de ancho. Dóblala prolijamente por la mitad, para obtener la base de la tarjeta. Toma la otra cartulina y corta un cuadrado de 8 centímetros. Pégalo en la parte frontal de la tarjeta. Imprime este molde en la escala adecuada, para recortar un cuadrado de 7cm de lado.
Pégalo sobre la tarjeta, dentro del cuadrado de color. Cuando el pegamento se seque, pinta el interior de la figura con marcadores de colores. Solo resta escribir un bonito mensaje dentro de la tarjeta, para hacer un divertido regalo de San Valentín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *