Cómo hacer un tambor sonajero (Den-Den Daiko)

Hacer un tambor sonajero. Descubre cómo se hace un Den-Den Daiko.

tambor-sonajero

El tambor sonajero o Den-Den Daiko, es un instrumento musical originado en Japón, pero que también puede encontrarse en otras culturas. Este juguete tradicional japonés era utilizado como sonajero para divertir a los bebés. Este pequeño tambor cuenta con dos hilos con esferas en los extremos, que al girarlo golpean sobre las membranas del tambor produciendo el sonido.

Si te ha gustado este instrumento, vamos a enseñarte cómo hacer un tambor sonajero muy sencillo y que suena bastante parecido al original. Esta manualidad además de divertida, te permitirá aprovechar materiales de desecho de tu hogar y darles un nuevo uso.

Materiales para hacer el tambor sonajero

  • 1 caja de queso en porciones (de las redondas)
  • 1 palito de brocheta
  • papel adhesivo para decorar
  • cinta de enmascarar
  • cordón
  • 2 cuentas de madera o botones
  • sacabocados

instrucciones-para-hacer-tambor-sonajero

Toma la caja del queso y hazle una perforación sobre el lado de la caja. Haz primero el orificio en la tapa y luego usándolo como molde, marca la parte inferior de la caja. Utiliza el sacabocados para hacer el orificio. Si no tienes uno, una tijera de punta servirá también.

A los costados de la caja, de forma que queden perpendiculares al palito del tambor, haz dos agujeritos pequeños con un clavo, para pasar el cordón que sujetara las cuentas. Pasa el cordón por ambos orificios y hazle nudos a ambos lados para que no se corra. Luego ensarta las cuentas y anúdalas para asegurarlas.

Pega el palito al fondo de la caja para que no se salga de su lugar. Si quieres darle más estabilidad, puedes atravesarlo de lado a lado de la caja. Cierra la caja y recubre el borde con la cinta para que no se abra.

Recorta y pega el papel decorativo sobre las caras circulares del tambor. Puedes pegarle un papel blanco y hacerle un bonito dibujo con rotuladores, como el de la fotografía. Ahora solo te falta hacerlo sonar. ¡A disfrutar de la música!

Cómo hacer un volcán casero

Hacer un volcán. Aprende cómo hacer un volcán muy fácil en casa.

Volcán en erupción

Las manualidades infantiles son todas divertidas, pero hay algunas que son más espectaculares que otras. Una de las tareas más geniales que puedes hacer muy fácil en tu casa es un volcán con lava y todo. Aunque te parezca imposible, es sencillo y no necesitas muchos materiales.

Simplemente con algunas cosas que tienes en casa, podrás hacer un volcán en erupción casero para impresionar a tus amigos.

Materiales para hacer un volcán

  • 1 vaso de plástico o una botella de refresco chica cortada
  • 1 bandeja o plato grande de plástico
  • masa de moldear marrón
  • 1/2 taza de bicarbonato de sodio
  • 1/2 taza de vinagre
  • 1/2 cucharada de detergente líquido
  • colorante vegetal para alimentos

Volcán

Lo primero que debes hacer es construir tu volcán. Es muy simple. Toma el plato y el vaso, colócalo en el centro del plato y recúbrelo con la masa de moldear, formando las laderas de tu volcán y dejando la boca del vaso descubierta. Déjalo secar hasta que la masa esté rígida.

Ahora prepara la lava. En una jarra de plástico coloca el detergente con el colorante y el bicarbonato, mezclándolo suavemente hasta formar un líquido homogéneo. Viértelo dentro del volcán. Cuando estés listo para el espectáculo, vierte el vinagre dentro del volcán y listo. Tendrás una erupción instantánea.

La razón de la erupción está en que al mezclar el vinagre con el bicarbonato se produce CO2, aumentando el volumen del líquido hasta sobrepasar el del vaso en que se encuentra. El detergente que añadiste forma la espuma que semeja la lava del volcán.

Si deseas disfrutar de la erupción con amigos, puedes alistar el volcán con anticipación y colocar una cámara para filmar la erupción y la reacción de tus amigos al verla. Te recomendamos utilizar un plato realmente grande o una bandeja grande para colocar el volcán, para que no vaya a derramarse la lava y manche el piso o los muebles.

Transbordador espacial con rollos de papel sanitario

Transbordador espacial. Te enseñamos a hacer un precioso transbordador espacial utilizando rollos de papel sanitario.

Transbordador espacial

Tu casa es un lugar perfecto para encontrar materiales para hacer manualidades infantiles. Siempre puedes pedir a mamá que deje en una bolsa aparte los materiales que puedan reciclarse y obtener toda clase de materiales para hacer trabajos fascinantes que puedes regalar a quien desees o decorar tu casas con ellos.

Hoy vamos a aprovechar los rollos de papel sanitario para hacer una manualidad fantástica y que te mantendrá entretenido un buen rato. Haremos un transbordador espacial de rollos de papel sanitario para colgar de tu habitación o colocarlo sobre tu escritorio.

Materiales para el transbordador espacial con rollos de papel sanitario

– caja de cereales
– rollos de papel sanitario
– rotulador negro
– tijera
– pintura blanca
– pinceles
– pegamento

Piezas del transbordador

Dibuja las piezas del transbordador como indica la fotografía. Si no sabes dibujarlos bien, consigue una foto del transbordador y recórtala para hacer tu molde. Corta la pieza central que es el contorno del transbordador y hazle una ranura en la parte posterior como muestra la imagen. Luego recorta la cola y los flaps. El cuerpo del transbordador será el rollo de papel sanitario. Hazle ranuras en uno de los extremos para ensamblarlo con las otras piezas.

El modelo armado

Es hora de pintar las partes de tu transbordador. Píntalo todo de blanco y dibuja con el rotulador los detalles. Una vez que la pintura haya secado, dibuja los detalles con el rotulador.

Partes pintadas

Cuando tengas todo listo, puedes colocar el pegamento en las partes que irán enfrentadas y ensamblarlas con cuidado de no torcer las lengüetas.

Cómo hacer un árbol rascador para gatos

Árbol rascador para gatos. Te enseñamos a hacer un árbol rascador para gatos.

Gato jugando

Si vives en un apartamento o en un lugar donde tu gato no puede salir al exterior, necesitarás un lugar para que tu gato desgaste sus uñas, de lo contrario la emprenderá contra tus muebles favoritos. No es que lo haga por hacer daño, la realidad es que las uñas de los gatos crecen rápidamente si no tienen un desgaste natural y terminan encarnándose, provocando fuertes dolores a los gatos, además de las posibles complicaciones.

Para ayudarte a preservar la integridad de tu hogar y a tu gato feliz y saludable, vamos a enseñarte a confeccionar un árbol rascador para gatos muy fácil y económico.

Los árboles rascadores son juguetes que permiten a tu gato desgastar sus uñas y hacer ejercicio, todo en el mismo lugar, permitiendo que el gato trepe y mantenga su agilidad y su figura estilizada.

Materiales para el árbol rascador para gatos

Árbol rascador para gatos

  • rama grande
  • cuerda sisal
  • tabla cuadrada de madera de 2 centímetros de espesor para la base
  • clavos grandes
  • cuchillo

En primer lugar debes eliminar la corteza de tu rama con el cuchillo, para evitar que el gato se lastime al rascar sus uñas.

Si la parte más gruesa de la rama, que servirá de base, no está plana, córtala con un serrucho.

Clava la rama a la base, asegurándote de que quede firme.

Vista del árbol rascador

Forra el tronco de tu árbol y la parte gruesa de las ramas con la cuerda sisal. Asegura bien los extremos para que no se suelte. Puedes utilizar pegamento para mantenerla firme.

Busca un rincón apropiado para tu árbol rascador para gatos y deja que tu minino disfrute de su nuevo juguete.

Cómo hacer un juego de pesca para niños

Descubre cómo hacer un juego de pesca para niños y diviértete mucho.

Cómo hacer un juego de pesca para niños
Los juegos de agua son los favoritos de los niños, siempre están dispuestos a emprender una de estas actividades, por eso te hemos traído un divertido juego para hacer con los niños y luego jugar en familia. Aprende cómo hacer un juego de pesca para niños con muy pocos elementos y en poco tiempo.

Este juego tiene la ventaja de que puede jugarse dentro de casa o al aire libre y seguro que será una de las actividades favoritas del verano. Es muy fácil y pueden hacerlo los niños solitos o con ayuda de los papás.

Materiales para hacer un juego de pesca para niños

hojas de plástico de colores
hoja de papel blanco
rotulador y tijera
hilo plástico fino (o tanza)
perforadora
clips de metal
un palo o una vara
un imán pequeño
un cubo (balde)

Procedimiento para hacer un juego de pesca para niños

Vamos a ponernos manos a la obra. Lo primero que debes hacer es dibujar el contorno de un pez sobre una hoja de papel y recortarlo para usarlo como molde de tus pececitos. También puedes utilizar un dibujo impreso y recortarlo.

Dibuja los peces en las diferentes hojas de plástico de colores, utilizando tu molde y el rotulador. Recorta los peces con la tijera. Si prefieres, puedes dibujarles la boca, los ojos y escamas o dejarlos lisos.

Ahora tienes que perforar a la altura del ojo del pez, un orificio con la perforadora, para enganchar un clip en cada uno.

Ata un trozo de hilo plástico o tanza al palo y en el otro extremo ata el imán para pescar a los peces.

Coloca un poco de agua en el cubo y coloca en ella a los peces. Luego toma tu caña de pescar y mete el imán dentro del cubo a ver cuántos peces puedes atrapar. El jugador que más peces atrape será el ganador.

Si quieres, puedes hacer peces de diferentes tamaños y formas para que la pesca sea más emocionante.

Varita mágica para disfraz de hada

Fabrica tu propia varita mágica para un disfraz de hada o para jugar en casa.

El disfraz de hada es uno de los preferidos por las niñas pequeñas, ya que las transporta al mundo fantástico de los cuentos. Pero para convertirse en un hada, hace falta un detalle fundamental: la varita mágica.

Si tenemos este elemento, ya podemos empezar a jugar a los cuentos de hadas y princesas. Por lo tanto, esta manualidad no solo es ideal para un bonito disfraz, sino también para pasar las tardes jugando con amigas.

Para hacer esta varita mágica, vas a necesitar:

Fieltro blanco y rosa

Hilo y aguja

Tijeras

Algodón

Palito de brocheta

Cinta de bebé

Cuenta para decorar

 

Cómo se hace:


  1. Imprime los moldes con la estrella grande y pequeña. Recórtalos y úsalos para cortar dos estrellas grandes de fieltro blanco, y una pequeña de fieltro rosa.
  2. Cose las dos estrellas blancas, dejando un espacio abierto en la parte de debajo de la estrella.
  3. Cose la estrellita rosa en una de las caras de la estrella blanca.
  4. Adorna la estrella cosiendo una cuenta o lentejuela en el centro de la estrellita.
  5. Por el orificio que habías dejado al coser la estrella, rellénala con el algodón. Inserta por allí el palito de brocheta, y termina de coser para que quede bien firme.
  6. Termina de decorar atando una cinta de bebé debajo de la estrella.

 

Coche de juguete con una caja de cartón

Coche de juguete con una caja de cartón, una divertida manualidad que demuestra que no es necesario gastar dinero para tener los juegos más bonitos.

No hay que gastar dinero para tener un llamativo auto de carreras y jugar a ser conductores de Fórmula 1. Con una caja de cartón grande y una pizca de imaginación, se puede crear un juguete artesanal para pasar las tardes haciendo carreras de autos.

Este bonito coche de juguete es una manualidad muy divertida de realizar, además de ayudar a reciclar materiales que probablemente irían a parar al cubo de la basura. Padres y chicos podrán cooperar para fabricar este original coche de cartón. Montaremos un taller mecánico en casa, solo que en vez de tuercas y tornillos usaremos pinturas, marcadores y tijeras.

Materiales:

Caja de cartón grande (de televisor, computadora o lavarropa)
Marcadores
Pinturas y pinceles
Siete ganchos mariposa o broches self
Cuatros platos de telgopor
Tijera
Trincheta
Elástico grueso

Cómo se hace:

Quitar las tapas de la caja con la ayuda de la tijera. Dar vuelta la caja. Con la trincheta, cortar un rectángulo en la cara superior de la caja. Por allí el niño pasará la cabeza para “ingresar” al coche.

Hacer el volante, cortando un círculo de cartón (puede usarse el de las tapas) y pintándolo. Hacer un agujerito en el centro del volante y otro cerca de la abertura de la caja. Colocar el volante con un gancho mariposa, de manera que podrá girar como si se hicieran maniobras de verdad.

Pintar los cuatros platos, que serán las ruedas de nuestro automóvil. Pegarlos con ganchos mariposa en la parte inferior de la caja. También pueden utilizarse círculos de cartón pintados.

Con los marcadores, dibujar las puertas, faros, luces traseras y todos los detalles que den vida al auto: banderines, números, paragolpes…

Ahora, a pintar: elige los colores que prefieras para la chapa del coche, y pinta los detalles que has delineado con los marcadores.

Cuando la pintura esté seca, colocar con ganchos mariposa los dos elásticos en la abertura del coche, para calzarlo en los hombros del niño.

Piedras numéricas

Con un poco de pintura podrás realizar estas coloridas piedras numéricas, para aprender las sumas y restas de la manera más entretenida.

Jugar es la forma más divertida de aprender, y sin dudas una de las más eficaces. ¿Qué te parece practicar las sumas y restas con estas simpáticas piedras pintadas? No solo te vas a entretener haciendo una linda manualidad con materiales que encontramos en el jardín, sino que también aprenderás a dominar los números.

Para estas piedras numéricas, vamos a necesitar:

23 piedras lisas y aplanadas, de tamaño mediano
Pinturas acrílicas de colores
Pincel
Marcador indeleble negro

Procedimiento:

1.    Lavamos las piedras y las dejamos secar bien, hasta que se haya ido toda la humedad.
2.    Pinta las piedras de un lado con los colores que prefieras. Deja secar y píntalas del otro lado.
3.    Cuando la pintura esté bien seca, escribimos en cada piedra un número o signo con marcador indeleble. Realizamos dos series de números del 0 al 9, y en las tres piedras restantes (preferiblemente de un color distintivo) escribimos los signos de más, menos e igual. Si estás más avanzado, puedes agregar signo de multiplicación y división.
4.    Ya podemos guardar nuestras coloridas piedras numéricas en una caja o bolsita, para que ninguna se pierda. Así las tendrás siempre listas para jugar y ejercitar a la hora que quieras.

Variantes: Las piedras pintadas son una excelente manualidad para todo tipo de juegos didácticos. En vez de números, puedes pintar letras o sílabas para formar palabras. En el caso de los niños más pequeños, las piedras pintadas sin inscripciones son un fantástico juego para aprender los colores. También puede optarse por pintar formas geométricas y figuras, o distintas cantidades de puntos para aprender los números.