Adornos pintados para el arbolito de Navidad

Crea unos preciosos adornos de Navidad para el arbolito pintando los chirimbolos que tienes en casa.

 

Decorar el árbol de navidad es una de las actividades más divertidas en la época de las fiestas. Para que la decoración sea todavía más entretenida, puedes pintar tus propios adornos para darle un toque diferente al arbolito.

Para hacer estos vistosos adornos solo necesitas reciclar los chirimbolos que ya tienes en casa. No hace falta gastar dinero para lograr que el árbol de navidad luzca totalmente nuevo cada año. Si necesitas completar el arbolito, puedes comprar algunos chirimbolos lisos de colores. Recuerda siempre trabajar con adornos de plástico, ya que los de vidrio se pueden romper fácilmente.

Para decorar los adornos navideños, vas a necesitar:

Pintura acrílica

Cintas

Brillantina

El procedimiento es muy sencillo. Dibuja con un lápiz el motivo navideño que más te guste (una bota, un gorro de Papá Noel, una estrella…). Luego píntalo y deja secar bien. Puedes usar los colores tradicionales de la Navidad como el verde y el rojo, o animarte con otros colores que te gusten, para que el adorno quede incluso más divertido.

Una vez seca la pintura, haz una moña con las cintas de colores, pasándolas por el orificio para colgar. Si eliges cintas de colores similares a la pintura que usaste, quedará mucho más bonito.

Ahora solo queda terminar de decorar con un poco de brillantina. Ya tienes un precioso adorno artesanal para decorar el arbolito o para regalar a tus seres queridos. Prueba con diferentes motivos  y colores, ¡verás qué fácil y entretenido es decorar toda la casa para Navidad!

Pintar adornos de Navidad