Cómo hacer unas simpáticas mariposas

Cómo hacer mariposas coloridas y alegres con un tubo de papel higiénico y cartulina de colores. Fotos y moldes para imprimir.

Estas mariposas alegres y coloridas son muy fáciles de hacer y además están hechas con material reciclado. Para hacer esta manualidad vamos a usar rollos de papel higiénico y mucha creatividad. El resto de los materiales que precisas no son costosos, así que puedes hacer tantas mariposas como quieras.

Materiales para hacer mariposas

  • Rollos de papel higiénico (vacíos)
  • Cartulina de colores (mejor si consigues con algún bonito diseño como los lunares de las fotos)
  • Ojos movibles
  • Cinta para moña de colores
  • Cola adhesiva
  • Tijeras
  • Impresora
  • Papel

 

 

Cómo hacer las mariposas

Para crear la base de la mariposa necesitas cortar un rectángulo de cartulina de 11 por 13 centímetros aproximadamente. Coloca cola adhesiva en los bordes del rectángulo y un poco en el medio del rollo de papel higiénico. Con mucho cuidado para que quede parejo, tienes que ir deslizando el rollo encima de la cartulina con el pegamento, e ir presionando suavemente para que queden pegados. Ahora que ya tienes el cuerpo de la mariposa forrado, puedes pegarle los ojos. Queda más divertida aún si colocas ojos movibles de diferentes tamaños, como los de la imagen.

Luego, corta ocho centímetros de la cinta del color que hayas escogido. Un buen detalle es que sea del mismo tono que la cartulina que usaste para envolver el rollo. Después que cortes las dos tiras de cinta que van a ser las antenas de la mariposa, tienes que hacer un nudo en uno de los extremos y pegar la otra punta en la parte de adentro del tubo, como se muestra en la foto.

Imprime el molde de las alas y recorta la figura por los bordes. Coloca el molde sobre la misma cartulina de cartón que utilizaste para que combine con el cuerpo. Traza el dibujo y recorta las alas. Usando todas las cartulinas de colores que tengas, dibuja y recorta un montoncito de flores y pequeños círculos.

Comienza a pegar las flores y los círculos en el centro, jugando con los contrastes. No te preocupes si alguna se escapa de los bordes, luego puedes recortar con las tijeras lo que sobre, para agregar un bonito efecto.Cuando tengas toda tu decoración lista, agrega cola adhesiva en el centro de las alas y pégalo en la parte posterior del tubo.

Conejitos de frutas

Con esta manualidad harás divertidos conejitos para decorar manzanas y naranjas.


¿Te gustaría encontrar una manera muy divertida para comer frutas? Te damos una idea fácil y colorida para dar forma a las manzanas y naranjas, convirtiéndolas en tiernos conejitos. Estos conejos frutales son una manualidad estupenda para la mesa de Pascuas.

Para un conejito frutal, necesitarás:

Una manzana o naranja
Dos caramelos blandos con forma de gajo
Tres pastillas de colores
mondadientes
Un trozo de queso
Cuchillo
Un malvavisco pequeño

Cómo se hace:

1.    Lavar y secar la fruta.
2.    Colocar los caramelos en forma de gajo con los mondadientes, creando las orejas del conejo.
3.    Con las pastillas de confeti, hacer los ojos del conejo, pegándolos con los mondadientes.
4.    Hacer los bigotes cortando tiras en el rectángulo de queso, en cada uno de los extremos. Fijarlo con el mondadientes y colocar encima una pastilla de confeti para hacer la nariz.
5.    En la parte trasera de la fruta, pega un pequeño malvavisco para formar la cola.

Listo: una simple naranja o manzana se ha convertido en un simpático conejo que decorará la cocina.

Orejas de conejo

Aprende a fabricar unas divertidas orejas de conejo para tu próxima fiesta de disfraces.

Las fiestas de disfraces son la oportunidad perfecta para poner manos a la obra y hacer divertidísimos disfraces. No es necesario que gastes dinero con accesorios de cotillón, ya que en casa podemos realizar unas bonitas orejas de conejo, utilizando materiales accesibles. Este disfraz es perfecto para la edad preescolar. Los más pequeños podrán hacer su propio disfraz con la ayuda de un adulto.

Vamos a necesitar:

Cartulina blanca
Papel rosa
Pompón rosa
Ojos de muñeco o marcador negro
Grapadora
Cinta adhesiva
Cola vinílica
Tijeras

Cómo se hace:

Lo primero que hacemos es cortar una tira de cartulina blanca de unos 10 cm de ancho, y de un largo suficiente para que se ajuste en torno a nuestra cabeza.

Sobre la tira de cartulina blanca, en la parte central, hacemos la cara del conejo. Utilizaremos un pompón rosa para la nariz y unos ojos movibles para darle vida (también puedes dibujarlos con marcador negro). En este caso lo hemos hecho de forma sencilla para que la manualidad fuera más fácil, pero tú puedes agregar todos los detalles que prefieras.

Recortamos las orejas de cartulina blanca con la ayuda de un molde, para que queden iguales. Lo mismo hacemos con el centro de las orejas, recortando dos piezas de color rosa, más pequeñas que las orejas.

Pega las orejas sobre la cartulina blanca, de manera que queden a la altura de los ojos, pero en la cara interna de la tiara.

Ahora solo queda formar un círculo con la cartulina y engrampar los extremos. Es importante cubrir los ganchitos con un trozo de cinta adhesiva, para que no causen ninguna molestia.

Animalitos de piedra

Diviértete pintando piedras con formas de animales, para decorar o jugar.


Las piedras del jardín o la playa son elementos muy útiles para hacer manualidades, ya que podemos pintarlas dándoles variados diseños. En esta ocasión, veremos cómo pintar unos cantos rodados para darles forma de animales, y crear bonitos adornos o una colección de animalitos para jugar.

Para todas las variantes, sólo necesitaremos piedras, un lápiz, pinturas y laca transparente. Es importante que las piedras estén bien lisas, por lo que es conveniente lijarlas si tienen alguna imperfección.

Insectos:

Estos simpáticos insectos son estupendos para adornar el jardín. Lo primero que vamos a hacer es diseñar con el lápiz las divisiones básicas de los diferentes bichitos: la cara, las alas, el cuerpo… Luego pintamos estas secciones con los colores de base (por ejemplo, amarillo y negro para las abejas). Cuando esta pintura seque, marcamos con negro las divisiones y completamos los detalles (antenas, ojos, boca, lunares). Dejamos secar, pasamos laca para darle brillo, y ya tenemos listos nuestros coloridos insectos de piedra.

Pececitos:

Para los pececitos es conveniente elegir piedras bien planas, de forma cercana a un triángulo. En la arista más ancha, vamos a realizar los ojos y la boca, y en la más angosta, la cola. Lo primero que haremos es pintar las dos caras de la piedra con un color de base. Cuando seque, dibujamos con otros colores todos los detalles del pez: escamas, aletas, bronquios, ojos, cola, burbujas, manchas… Al igual que con los insectos, pasamos laca al final para dar brillo al trabajo. Estos pececitos de colores son ideales para decorar una pecera o piscina.

Tortugas:

Hay piedras con formas extrañas, que invitan a hacer un tipo específico de animalito. Si encuentras piedras divididas en una parte grande y otra pequeña, no dudes en pintar una bonita tortuga, utilizando tonos verdes y marrones. La sección más alta de la piedra será la caparazón, mientras que la pequeña será la cabecita de la tortuga.

 

Búhos:

Los búhos son muy sencillos de hacer, ya que no requieren ser pintados en su totalidad. Ara los búhos necesitaremos piedras alargadas, puesto que haremos la cabeza en la parte más angosta. Lo primero que haremos es pintar la cabeza de blanco y, cuando haya secado, completar los detalles (pluma, pico y ojos) con negro. Luego pintamos algunas plumas en el cuerpo, utilizando un pincel bien fino con pintura marrón. Parte del cuerpo puede quedar del color natural de la piedra, pues es similar a las plumas del búho.

 

Anímate con todos los animalitos que quieras, aprovechando las distintas formas de las piedras. Si usas piedras de distintos tamaños, crearás familias enteras de animales para divertirte jugando.

 

Moldes para hacer títeres de dedo

Te damos moldes para hacer de forma muy fácil unos divertidos títeres de dedo con formas de animalitos.

Un juguete muy divertido y fácil de hacer son los títeres de dedo, con los que podemos pasar horas interpretando historias divertidas. Ya hemos aprendido cómo coser nuestros títeres de tela. Para facilitarte la tarea, te traemos algunos moldes con formas de animalitos. Solo tienes que imprimirlos, recortarlos y traspasarlos a la tela. Primero arma el cuerpo, y luego cose las patitas, orejas y cola.  No olvides pintar tu títere para darle las expresiones y colores que quieras.

Usando estos mismos moldes puedes  hacer títeres de papel. Para armarlos, pega las distintas partes con cola vinílica.

 

Osito

Cerdito

Conejito

Gato

Ratón

Huevos decorados con formas de animales

Con un poco de pintura podrás transformar una cáscara de huevo en un alegre animalito.

Los huevos decorados son una manualidad tradicional, sobre todo para la época de Pascuas. Con un poco de pintura imaginación, la cáscara del huevo puede tomar la forma que prefieras. En este caso, te mostramos cómo hacer animalitos divertidos para decorar la cocina. Se trata de una manualidad entretenida y, sobre todo, muy barata, ya que se aprovecha la cáscara vacía de los huevos.

Necesitarás:

Huevos
Pinturas
Rotulador negro
Fieltro
Cartulina
Tijera y pegamento

Cómo se hace:

  1. Para poder usar la cáscara de huevo, antes que nada debes vaciarlo. ¿Cómo se logra esto sin romper el huevo? Muy fácil. Con la ayuda de un adulto, se hace un pequeño orificio en cada extremo del huevo, usando un cuchillo o una aguja. Para retirar el interior del huevo, se sopla por uno de los agujeritos, volcando el contenido en un recipiente. Guarda el recipiente en la heladera para usar la clara y yema en alguna preparación.
  2. Limpia la cáscara con agua y detergente. Sécala con mucho cuidado para no romperla. Ya tienes la superficie básica para crear divertidos animalitos.
  3. Pinta el huevo de un color de base, según el animal que vayas a realizar: rosa para los cerditos, amarillo para los pollitos, manchas marrones para una vaca… También puedes dejar el color natural de la cáscara, por ejemplo, para hacer un conejito blanco.
  4. Una vez seca la pintura, pinta con un pincel  fino o con un rotulador los rasgos del animalito: hocico, ojos, dientes, manchitas…
  5. Recorta patitas de fieltro o cartulina y pégalas con cola en la parte inferior del huevo. Con estos materiales también crearás las orejas, alas y rabo de los diferentes animalitos.
  6. Ahora solo tienes que colocarlos para que luzcan donde más te guste, siempre con mucho cuidado para que no se rompan. Puedes hacer una base cilíndrica de cartulina para mantener firmes a tus animalitos.