Decorar un portafolios infantil

Un portafolios para guardar todos tus dibujos es una idea fantástica, más si lo realizas tú mismo. Te contamos cómo puedes hacer un portafolios muy fácil y decorativo.

Uno de los pasatiempos favoritos de los niños es el dibujo y sus creaciones merecen preservarse como recuerdos valiosos, pero es necesario contar con un sitio donde guardarlas. Nada mejor que un portafolio realizado por ellos mismos y decorado que sirva para guardar sus obras de arte y también para mantener la habitación ordenada.

Este portafolios es muy fácil de hacer y a los chicos les va a encantar.

Instrucciones para hacer el portafolios infantil:

Materiales:

• 1 carpeta o sobre de cartulina con divisiones grande
• papeles de colores
• cinta de tela de color de 2cm de ancho
• lápiz
• pegamento
• tijera

Colocamos la mano izquierda sobre la parte trasera del papel de colores y con la otra mano y el lápiz, trazamos el contorno de nuestra propia mano y luego la recortamos con la tijera, teniendo cuidado de no equivocarnos. Hacemos otras manos con los otros papeles de colores.

Hacemos con la tijera, dos pequeños agujeros chatos de 2cm de ancho en la tapa de la carpeta, para pasar la cinta que nos permitirá mantener cerrada la carpeta.

Pegamos ahora las manos de papel de manera decorativa sobre toda la carpeta.

También podemos poner el nombre del niño en la carpeta, con rotulador o hacer un cartel con su nombre recortado sobre papel de color.

Pasaremos ahora la cinta por los ojalillos que hicimos, de este modo no se moverá de su lugar.

Ahora ya tenemos listo nuestro portafolios y podemos mantener todos nuestros dibujos archivados juntos para que no se pierdan.

Si lo preferimos, podemos decorar de otra forma nuestro portafolios, en lugar de manos, podemos hacer figuras de animales o de cualquier elemento que nos guste para crear una carpeta totalmente personal y diferente a todas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *