Cómo hacer un tarro decorado

Decorar un tarro de vidrio con pintura puede ser una forma muy divertida de hacerle un regalo para mamá. Aquí te vamos a enseñar cómo hacerlo.

Esta manualidad es excelente para hacer un regalo del día de la madre, o para poner galletitas y decorar la mesa a la hora del té.

Es una manualidad para niños de seis años en adelante, que desarrolla las destrezas motrices de los niños, les enseña a realizar trabajos cuidados y despierta el sentido artístico.

Instrucciones para hacer un tarro decorado:

Materiales:

• 1 tarro de cristal con tapa
• cuentas de vidrio o arena de colores, o pastas pequeñas pintadas
• 1 vela calientaplatos
pintura de relieve
• pinturas para cristal o porcelana
• lentejuelas
• 1 pincel
• pegamento

La decoración de nuestro tarro puede ser muy sencilla o complicada, de acuerdo a nuestras habilidades. Podemos apenas hacer unos diseños geométricos o realizar algún paisaje más complicado.

Pintamos la parte inferior y la superior del tarro con pintura para cristal azul formando olas. Dejamos una zona central amplia sin pintar, para realizar allí el diseño.

Dibujamos flores, puntos u otras figuras en la zona central del tarro, empleando otro color de la pintura dimensional, tratando de que quede lo más gruesa posible para que resalte el efecto dimensional.

La tapa puede decorarse como más nos guste, con un solo color liso o con el diseño de la guarda. Podemos hacerle una flor grande o una letra o poner un rótulo con lo el contenido del tarro, las posibilidades son muchas.

Colocamos lentejuelas sobre la pintura dimensional ya seca y las pegamos con pegamento. También podemos decorar la tapa con lentejuelas o con cuentas de vidrio de colores realizando un diseño.

Podemos dar una capa de pintura dimensional alrededor de la boca del tarro y pegarle cuentas. Las posibilidades son infinitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *