Sombrero de papel maché

Un sombrero de papel maché es un complemento perfecto para un disfraz. Los chicos pueden hacerlo sin ayuda y es muy barato. Con esta técnica, también podemos hacer escudos, corazas y otros elementos para disfraces.

Sombrero de papel maché

Muchas veces tenemos que hacer disfraces para los chicos y no tenemos dinero o no sabemos hacerlo. Uno de los comodines que ayuda a convertir una prenda sencilla en un disfraz es el sombrero.

La mayoría de los sombreros son muy costosos, pero podemos hacer nosotros mismos, con la ayuda de los más chicos, un sombrero en papel maché, que no costará casi nada y nos permite realizar multitud de disfraces diferentes.

Con esta técnica podemos hacer sobre la misma base, un sombrero de mariquita, de conejo y de gatito.

Esta manualidad es muy económica y sencilla, hasta los más pequeños pueden hacerla.

Materiales:

– 1 globo
– papel de embalaje o periódico
– 1 bol
– tijera
– témpera o pintura acrílica
– pinceles
– cola vinílica

Procedimiento:

Remojamos los trozos de papel en el pegamento, preparado con una cucharada de pegamento y 12 cucharadas de agua. Mientras tanto, inflamos el globo hasta el tamaño similar al de la cabeza del niño.

Cubrimos la parte superior del globo (aproximadamente un tercio del globo) con los trozos de papel engomado, superponiéndolos unos sobre otros. Agregamos al menos, tres capas más, hasta llegar a cuatro. Si el papel es muy fino, necesitaremos más capas.

Dejamos secar por lo menos durante 24 horas. Luego desinflamos el globo y desmoldamos.

Para emparejar los bordes del sombrero, usamos la tijera. Ya tenemos la base del sombrero.

Ahora le colocaremos orejas o antenas, según el animal que deseemos. Por ejemplo, para hacer un conejo, colocamos un par de orejas grandes, hechas con papel maché de tres o cuatro capas, que hicimos al mismo tiempo que el sombrero. Para hacer una mariquita, hacemos unas antenas de alambre.

Las orejas las pegamos con trozos de papel engomado y dejamos secar bien todo el gorro.

Finalmente, pintamos el gorro con la pintura del color apropiado para el animal que elegimos. Dejamos secar y tenemos nuestro sombrero listo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *