Bolsitas perfumadas de fieltro

Para mantener nuestros armarios perfumados, podemos fabricar unas bolsitas de fieltro con formas divertidas y con la ayuda de los más chicos.

Bolsita perfumada de fieltro

El fieltro es un material muy agradable para trabajar en manualidades, se corta fácil y no se deshilacha. Vamos a hacer unas lindas bolsitas de fieltro perfumadas, para dejar un delicioso aroma en nuestro placar y en la ropa.

Nuestras bolsitas tendrán forma de vestido, acorde con el sitio donde las pondremos, o sea dentro del armario. Les colocaremos ganchos de percha para poder colgarlas en la barra central. Estas bolsitas pueden ir dentro del armario, el placar y hasta en la ventana. Sólo debemos cambiar el contenido: sándalo para el dormitorio, lavanda para el armario, incluso podemos colocar en las bolsitas, algún mata polillas como la naftalina. También podemos hacer las bolsitas como un lindo regalo para navidad y darle forma de pino navideño.

Materiales:

– fieltro de distintos colores
– tijera
– pegamento
flores aromáticas, o lavanda o naftalina
– alambre
– alicate de puntas
papel y lápiz

Procedimiento:

En una hoja blanca hacemos el dibujo de un vestido y lo recortamos. Ahora pasamos el dibujo al fieltro. Hacemos dos vestidos iguales, para la parte delantera y para la trasera. Recortamos las dos partes del vestido.

Con el pegamento, unimos las dos partes del vestido por los bordes, dejando el centro hueco y dejando una abertura arriba para pasar el gancho y rellenar la bolsita. Dejamos secar bien.

Cortamos formas pequeñas de fieltro de otros colores para decorar el vestido y las pegamos a la parte delantera.

Ahora vamos a hacer el gancho con el alambre. Cortamos un trozo de alambre suficientemente largo para hacer el gancho de nuestra bolsita. Lo copiaremos de una percha. Hacemos el gancho y dejamos un trozo de alambre sobrante para hacer la base, que irán enganchada en la parte interior de la bolsita, como si se tratara de una percha para ésta. Colocamos el gancho en la abertura que dejamos en la parte superior del vestido, que sería la parte del cuello del vestido. Así nos quedan como vestidos colgados de sus perchas.

Ya están prontas las bolsitas para colgarlas del armario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *