Plato de arcilla

Un bonito regalo de cumpleaños, hecho por nosotros mismos, es este plato de arcilla sin cocción. Sólo tenemos que amasar la arcilla, cortarla y dejarla secar. Después, a decorarla.

Plato de arcilla

Para hacer un bonito regalo de cumpleaños para mamá o alguien querido, nada mejor que hacerlo tú mismo. Te enseñaremos a hacer un plato de arcilla precioso que podrás decorar como más te guste.

Materiales:

– arcilla de modelado sin cocción
– pintura acrílica del color que más te guste
– rodillo de cocina
– 2 palitos de madera
– cartulina
– regla y lápiz
– cuchillo, cúter o esteca
– tijera

Procedimiento:

En primer lugar, cortaremos los moldes para el plato y la base. Trazamos dos cuadrados, uno de 15cm de lado y otro de 5cm de lado y los cortamos. Servirán como moldes, para cortar nuestro plato.

Amasamos la arcilla hasta que esté blanda. La extendemos sobre una superficie plana y colocamos los dos palitos a los lados, para que sirvan de guía del amasado. La aplanamos con el rodillo de cocina hasta que quede pareja.

Si queremos dejar el plato con textura, colocamos un trozo de lona sobre la arcilla y lo presionamos para que marque la textura de la tela.

Cortamos los cuadrados de la base y el plato, empleando los moldes de cartulina. Para cortarlos, utilizamos el cuchillo, la esteca o un cúter. Unimos la base al plato con agua y realizamos unos cortes con la esteca o un palito, a forma de costura, para que la unión se fije.

Si deseamos que nuestro plato tenga profundidad, podemos dejarlo boca abajo sobre una pelota. Según el tamaño de la pelota, será la curvatura de nuestro plato. A mayor tamaño, menor curvatura y viceversa. Dejamos el plato en esta posición durante dos o tres días, o hasta que esté seco.

Cuando el plato está seco, lo pintamos como más nos guste. Si deseamos, podemos realizar un diseño o dibujo con colores, también podemos hacer un decoupage con servilletas para decorarlo.

El decoupage se hace pegando un trozo de servilleta con un diseño bonito sobre el plato pintado. Lo pegamos con cola vinílica aplicada con pincel. Luego que pegamos la lámina, volvemos a pasar cola vinílica, para aplanar bien la figura y protegerla. La dejamos secar.

Si queremos que nuestro plato quede brillante, aplicamos laca para el cabello luego de que la pintura esté bien seca.

Si la base del plato, no se hubiera pegado correctamente, podemos fijarla con silicona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *