Manualidades con recuerdos de vacaciones

Las vacaciones son momentos inolvidables que pasamos con la familia, y muchas veces nos traemos pequeños objetos de recuerdo para revivir esos momentos. Te enseñaremos unas manualidades con recuerdos de vacaciones para compartir con la familia.

manualidades-con-recuerdos-de-vacaciones

Cuando las vacaciones terminan, nos queda la nostalgia y algunos recuerdos que recogimos durante esos días. Hoy te enseñaremos la mejor manera de coleccionar los souvenirs que trajimos de vacaciones, haciendo manualidades con recuerdos.

Materiales:

frascos transparentes (vidrio o plástico) con tapa, de gran tamaño, preferentemente cuadrados
– recuerdos de viajes
fotos de viajes y otros
– pegamento

Manualidades con recuerdos

Estas manualidades con recuerdos tienen el objeto de guardar nuestros recuerdos del viaje pero de una manera más natural, que nos haga sentir de nuevo en aquellos lugares. Para ello, debemos usar nuestra imaginación para combinar los distintos recuerdos y para elegir la manera en que se parezcan más al lugar del que provienen.

Selecciona los recuerdos que más te gusten de tus vacaciones, elige los que te recuerden cómo te sentías o te traigan imágenes de los lugares que visitaste.

Puedes armarte una escena del lugar que visitaste con los recuerdos que trajiste. Te damos un ejemplo: si fuiste a la playa y trajiste caracolas, arena, piedras, alguna estrella marina, plantas, fotografías, etc. puedes armar una escena marina con estas cosas, usa una fotografía de la playa, si no la tienes, busca en una revista una playa parecida.

Pégala en la cara trasera del frasco, por el lado de adentro. Cubre el fondo del frasco con arena (no importa si no la trajiste, cualquier arena sirve, si no tienes, puedes usar harina mezclada con sal de mesa). Luego distribuye sobre la arena las caracolas, piedras etc. si tienes un pequeño botecito de madera o algún recuerdo marino (ancla, nudos, etc.), colócalo también. Tal vez trajiste alguna miniatura de la bandera del país al que fuiste, o puedes cortarla de una revista, o de tu país si permaneciste en él.

De la misma manera puedes armar tus manualidades con recuerdos si fuiste al campo, a una ciudad, etc. O si no te fuiste de viaje, pero visitaste un circo, un museo, o lo que prefieras. Hay sitio para todos los recuerdos en tus frascos de recuerdos de vacaciones. Lo mejor es que cada año puedes hacer uno nuevo y coleccionarlos para revivir los momentos agradables cuando quieras y compartirlos con la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *