Cuadros con hojas de árboles

Hay hojas de árboles muy bonitas y conservarlas es fácil. Para aprovecharlas, haremos unos cuadros con las hojas secas, para colgar en el dormitorio, la sala o la cocina, en realidad, van bien con cualquier habitación.

cuadros-con-hojas-de-arboles

Las hojas de árboles son muy bonitas y podemos hacer muchas manualidades con ellas. Hoy te vamos a contar, cómo hacer cuadros con ellas.

Materiales:

– hojas de árboles
– film de nylon
– 1 marco de madera
cartón duro
– pegamento
tela blanca de algodón
– cinta de enmascarar

Instrucciones:

Esta manualidad puede tomar un poco de tiempo, ya que primero debemos preparar las hojas de árboles.

1ª parte:
Elegiremos las hojas de árboles que más nos gusten y las cortaremos. Debemos secar las hojas de manera que queden planas, para que podamos pegarlas sin que se rompan.

Las colocamos entre dos hojas de film de nylon, sin que se toquen entre ellas. Luego les colocamos una pila de libros encima para que las mantengan planas. Dejaremos secar las hojas aproximadamente 10 días. Luego de este tiempo, verificaremos que están realmente secas. De no ser así, las dejamos unos días más. Cuando las hojas estén secas, podremos usarlas para nuestro cuadro.

2ª parte:
Vamos a preparar la base del cuadro, cortando el cartón del tamaño de la parte interior del marco, cuidando que calce justo en la ranura del mismo.

Forramos el cartón con la tela blanca, pegándolo con el pegamento y dejamos los bodes de la tela hacia atrás. Dejamos secar.

Con la base ya seca, distribuimos las hojas sobre la misma, de acuerdo a su forma y tamaño, para que formen un conjunto bonito. No superpondremos las hojas ya que queremos que se vean bien. La pegamos con el pegamento y dejamos secar.

Cuando las hojas están secas, montamos la base en el marco, dejando la tela que sobraba hacia atrás. Aseguramos la base con la cinta de enmascarar y cubrimos la tela sobrante con otra tira de cinta.

Las hojas de árboles irán perdiendo color con el tiempo, por eso sería bueno que las pudieras proteger, por ejemplo con una capa de laca para el cabello. O mejor aún, con un marco con vidrio, si puedes conseguirlo, para que tus hojas duren mucho tiempo.

Este cuadro lucirá precioso sobre la chimenea o en la cocina, también en tu dormitorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *