Cómo hacer muñecos con cerámica sin horno

Descubre cómo hacer muñecos con cerámica sin horno.

Cómo hacer muñecos con cerámica sin horno

A todos los niños les gusta jugar con masa de moldear, este elemento es perfecto para divertirse y despertar la creatividad, además de que estimula el desarrollo psicomotriz. Debido a esto, hoy les traemos una manualidad infantil muy divertida y fácil, para que aprendan cómo hacer muñecos con cerámica sin horno.

Estos muñecos con forma de pollo con masa y pinzas para la ropa son muy bonitos y puedes utilizarlos como adorno o regalárselos a alguien que quieras.

Cómo hacer muñecos con cerámica sin horno

Materiales para hacer muñecos con cerámica sin horno

  • cerámica sin horno
  • cola vinílica
  • pinzas para la ropa
  • témperas, pinturas acrílicas o acuarelas
  • pincel

Lo primero que debes hacer es desarmar un par de palillos para hacer el pico y las patas. Pide ayuda a un adulto en esto para no lastimarte. Corta una de las pinzas para que tenga un lado plano, como está en la foto y luego pega la parte cortada sobre la parte de la otra pinza, como en la foto. Debes dejar secar muy bien esta parte para que las patas del pollo no se desarmen.

Amasa bien la cerámica hasta que esté blanda y maleable. Luego haz una bola grande y dos bolas pequeñas. Con ellos harás el cuerpo y los ojos del muñeco.

Cómo hacer muñecos con cerámica sin horno

Coloca la bola de masa grande en las patas del pollo, de forma que se hundan casi hasta la mitad de la bola. Colócale la otra pinza a modo de pico y luego las bolas pequeñas que forman los ojos. Déjalo secar muy bien hasta que la masa esté completamente dura.

Pinta tu pollo como te guste y déjalo secar bien. Si quieres que los ojos te queden más prolijos, puedes utilizar la cabeza de un clavo para hacerles las pupilas. Puedes hacer pollos de diferentes tamaños y formar una familia muy simpática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *