Los renos más divertidos para el árbol de Navidad

Aprende a hacer unos simpáticos renos de cartulina para decorar el arbolito de Navidad.

Renos para el árbol de navidad

Los niños más pequeños también pueden contribuir a decorar la casa en Navidad haciendo bonitas manualidades. Con materiales muy simples se logran colgantes llenos de magia para adornar el arbolito  de Navidad, como estos renos de cartón que divertirán a toda la familia.

Vamos a necesitar:

Cartón o lámina de corcho

Tijera

Pegamento

Brillantina

Ojos de muñeco

Lentejuelas

Cintas o cordones

Perforadora

Cómo hacer renos para el arbolito:

Lo primero que vamos a hacer es convertir el contorno de nuestras propias manos en un simpático reno. Para esto trazamos con un lápiz el contorno de la mano sobre el cartón o la lámina de corcho. Recortamos y trabajamos la figura con los dedos hacia abajo. El dedo pulgar será el hocico del reno, y los cuatro dedos restantes serán las patas.

Ahora solo queda decorar con la brillantina y las lentejuelas. Coloca una lentejuela roja como nariz. Para los ojos puedes usar ojos de muñeco o dibujarlos con un marcador. Recorta un cartón con la forma de los cuernos y cúbrelo con brillantina. Termina de decorar el reno como más te guste, pegándole cintas, brillos o corazones en el cuerpo.

Cuando esté listo, haz un pequeño orificio en el lomo y  pásale un cordón o cinta para colgarlo en el arbolito. Fabrica varios renos diferentes para tener una colección completa el día de Navidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *