Flores que se convierten en mariposas

Cómo hacer mariposas bien sencillas, usando flores de papel de seda, pegamento y un poco de cuerda, con fotos que ilustran el procedimiento.

Esta es una forma simple de hacer mariposas que lucen muy bien. Puedes convertir casi cualquier flor de papel de seda en una mariposa, aunque las flores de seis y ocho pétalos quedan más bonitas y facilitan la tarea. Para saber cuántos pétalos tiene, primero tienes que abrirla y sacarle todas las capas, como se muestra en la imagen.

Dependiendo del tamaño de las flores que consigas, vas a tener mariposas grandes o pequeñas. Puede usarlas para lo que quieras, puedes colgarlas con tanzas para decorar tu habitación, o como aplique en algún accesorio para el cabello.

Materiales para hacer las mariposas

 

  • Flores de papel de seda (de ser posible aquellas que tengan capas de seis u ocho pétalos)
  • Cuerda (de preferencia un color que combine con la flor) para las antenas. Esta cuerda tiene que ser lo suficientemente dura para mantenerse firme cuando la cortemos en pequeños pedazos
  • Cola adhesiva o silicona, en caso de que quieras que se seque más rápido
  • Tijeras
  • Piedritas o cuentas brillantes para colocar en el centro.

 

Cómo hacer las mariposas

 

Primero separa todas las capas de la flor, quitando el centro de plástico que las une. Coloca un poco de adhesivo en el centro de una de las capas y dobla justo por la mitad si tienes ocho pétalos. Si la flor es de seis pétalos, entonces dobla sólo dos de los pétalos, como se muestra en la imagen.

Ahora que ya tienes las alas de tu mariposa, corta dos tiras de cuerda que serán las antenas. Puedes pegarlas del lado de atrás, o dejar una en la parte de adelante, para que simule el cuerpo de la mariposa, como en la foto.

Si pones una antena en el frente, puedes doblar un poco las alas hacia adelante antes que se seque el pegamento, y darle un aspecto más dinámico a tu mariposa. Si en cambio colocaste las antenas por detrás, puedes usar las piedras o cuentas brillantes para hacer la figura del cuerpo, pegándolas en el centro de las alas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *