Abejitas para tener adentro de casa

Cómo hacer abejitas para colgar, usando lana, un huevo de plástico y un poco de creatividad, con fotos que ilustran el procedimiento paso a paso.

Las abejas son unos bichitos muy trabajadores, que siempre están en el jardín buscando el polen de las flores para hacer su miel. Estas simpáticas y pequeñas abejas son bien sencillas de hacer. Necesitas unos pocos materiales y mucho tiempo para divertirte con tus amigos. Pueden hacer tantas abejas como quieran y crear tu propio enjambre en casa.

Materiales para hacer abejas

  • Lana amarilla y negra
  • Huevos de plástico de color amarillo (cualquier otro color puede funcionar, pero el amarillo va a disimular mejor si nos queda algún hueco entre la lana)
  • Papel manteca para las alas
  • Varas de felpilla negras para las antenas
  • Cola adhesiva o pistola de silicona
  • Botones chicos de color negro
  • Tanza

 

Cómo hacer una abejita

Primero tienes que determinar cuán larga quieres que sea la tanza desde donde vas a colgar la abeja. Corta la tanza según la medida que hayas escogido y luego tienes que hacer un nudo de buen tamaño en un extremo. Separa el huevo en sus dos mitades y coloca el extremo con el nudo dentro. Cierra el huevo con la tanza adentro y chequea que no se zafe, tironeando del otro extremo del hilo.

El segundo paso es el más divertido, tienes que comenzar a envolver la lana alrededor del huevo. Para ello puedes usar cola adhesiva, pegamento regular o una pistola de silicona. Si tienes silicona es preferible que la uses al menos para el comienzo. Coloca un poco de silicona en la punta más redondeada del huevo, esta va a ser la cara de la abejita, así que comienza con la lana negra. Tienes que hacer un pequeño rosquete de lana con los dedos y dejar un extremo de hilo colgando. Pega este círculo en la punta.

Luego sigue colocando pegamento en el resto del huevo y con el extremo de lana que quedó colgando, comienza a envolverlo. Cuando consideres que hay suficiente negro para la primera franja, corta la lana negra. Asegúrate que los cortes de la lana sean siempre en la parte de abajo de la abeja. Sigue alternando lana amarilla y negra hasta que todo el huevo quede cubierto.

Para hacer las alas, necesitas cortar cuatro formas de papel manteca. Pega los extremos inferiores de las alas de a pares, de este modo obtienes dos alas dobles. Ahora hay que hacer un pequeño pliegue en la parte de debajo de las alas y usar esta parte más firme para separar dos hebras de lana. Coloca un poco de pegamento y vuelve a juntar la lana para sostener las alas.

Corta dos pedacitos de la vara de felpilla del largo que prefieras para hacer las antenas. Dobla un poco uno de los extremos y deslízalo entre la lana en el sitio que quieras colocarlas. Puedes usar silicona o cualquier otro pegamento para mantenerlas firmes. Como hiciste cuando colocaste las alas, vuelve a unir las hebras de lana para que no se note la unión.

Coloca los botones negros en la parte de la parte de la cara y ya tienes tu abejita lista para colgar. Si prefieres que sea una abejita femenina, puedes agregar una moñita rosada en una de las antenas.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *