Piedras numéricas

Con un poco de pintura podrás realizar estas coloridas piedras numéricas, para aprender las sumas y restas de la manera más entretenida.

Jugar es la forma más divertida de aprender, y sin dudas una de las más eficaces. ¿Qué te parece practicar las sumas y restas con estas simpáticas piedras pintadas? No solo te vas a entretener haciendo una linda manualidad con materiales que encontramos en el jardín, sino que también aprenderás a dominar los números.

Para estas piedras numéricas, vamos a necesitar:

23 piedras lisas y aplanadas, de tamaño mediano
Pinturas acrílicas de colores
Pincel
Marcador indeleble negro

Procedimiento:

1.    Lavamos las piedras y las dejamos secar bien, hasta que se haya ido toda la humedad.
2.    Pinta las piedras de un lado con los colores que prefieras. Deja secar y píntalas del otro lado.
3.    Cuando la pintura esté bien seca, escribimos en cada piedra un número o signo con marcador indeleble. Realizamos dos series de números del 0 al 9, y en las tres piedras restantes (preferiblemente de un color distintivo) escribimos los signos de más, menos e igual. Si estás más avanzado, puedes agregar signo de multiplicación y división.
4.    Ya podemos guardar nuestras coloridas piedras numéricas en una caja o bolsita, para que ninguna se pierda. Así las tendrás siempre listas para jugar y ejercitar a la hora que quieras.

Variantes: Las piedras pintadas son una excelente manualidad para todo tipo de juegos didácticos. En vez de números, puedes pintar letras o sílabas para formar palabras. En el caso de los niños más pequeños, las piedras pintadas sin inscripciones son un fantástico juego para aprender los colores. También puede optarse por pintar formas geométricas y figuras, o distintas cantidades de puntos para aprender los números.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *