Cuerda de saltar artesanal

Saltar la cuerda es un divertido juego y una excelente manera de hacer ejercicio. También puede ser una forma de poner en práctica tus habilidades para las manualidades, creando tú mismo una cuerda de saltar hecha en casa, con materiales reciclados.

Necesitas:

Dos botellitas de plástico para los mangos
Una cuerda

Cómo se hace:

Haz un orificio en el centro de la base de las botellas. Pasa cada extremo de la cuerda por los orificios realizados. Para terminar, haz un nudo fuerte en cada punta de la cuerda, y lleva las botellas hasta los respectivos extremos de la cuerda. Ya tienes un bonito juguete para las tardes de sol, hecho con materiales encontrados en casa.

Notas:

Puedes agregar un toque decorativo perforando dos flores de tela y pasándolas por la cuerda primero que las botellas. También puedes pintar las botellitas con colores alegres, para un acabado creativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *