Portafotos de alambre

Realiza un divertido portafotos con un trozo de alambre y un alicate.

 

Con solo unos metros de alambre,  un alicate y una buena dosis de creatividad, podrás hacer divertidos portafotos para regalar, decorar tu cuarto o hacer souvenirs. Los soportes también sirven como portamensajes.

La realización es muy sencilla. Corta un trozo de alambre de unos 40 cm de largo y crea en el extremo un círculo para la base, con la ayuda del alicate. En el otro extremo, realiza formas en espiral (circulares, triangulares o cuadradas), de manera que puedas sujetar la foto. Siéntete libre de dibujar las formas que prefieras. También puedes agregar un tono de color pegando un botón en la parte central del portafotos, o una pequeña pieza de cerámica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *