Portalápices con palitos de helado

Esta manualidad ofrece la forma más fácil y divertida para reciclar los palitos de helado. La próxima vez que comas helado, guarda los palitos de madera para hacer un portalápices muy original, un objeto de gran utilidad para guardar todos los útiles escolares y, a la vez, decorar el escritorio.

Materiales:

Palitos de madera
Una lata
Pegamento
Cinta de tela

Cómo se hace:

La lata será la base del portalápices. Sobre su superficie, pegarás los palitos de helado uno al lado del otro, hasta cubrirla totalmente. Utiliza un buen pegamento de contacto para que los palitos queden bien fijados. Una vez que el pegamento ha secado, ata un trozo de cinta de tela en colores llamativos, para un bonito acabado.

También puedes pintar los palitos con témpera. Espera que se sequen antes de pegarlos sobre la lata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *