Cumpleaños. Invitación en macetero

Todos queremos tener unas invitaciones muy originales para nuestro cumpleaños y la mejor manera es que las hagas tú mismo. Te vamos a mostrar cómo hacer unas invitaciones geniales para tu cumpleaños.

Cuando festejas tu cumpleaños, uno de los pasos importantes es la lista de invitados, seguramente quieres tener unas bonitas invitaciones que sean diferentes de las de todos tus amigos. Hoy te enseñamos cómo hacer unas invitaciones con forma de flor en una maceta. Verás cómo se sorprenden tus invitados, seguro que tu fiesta será un éxito.

Cómo hacer esta invitación original:

Materiales:

cartón para las plantillas
cartulina amarilla para el centro de la flor
• cartulina verde para las hojas
• cartulina del color que prefieras para los pétalos
• palitos para brochetas
macetas pequeñas de plástico
• ojos móviles
• pintura acrílica verde
• pegamento de silicona
telgopor
• musgo
• rotulador negro
• lápiz, regla y tijera

Hacemos una plantilla de la flor en cartón, preferentemente de 5x5cm. También trazamos un círculo de 2,5cm de diámetro y las hojas. Recortamos las plantillas con la tijera.

Ahora vamos a marcar las plantillas sobre las cartulinas. Cortamos dos contornos de flor para cada invitación, dos hojas y un centro. Esto porque debemos pegarlos a ambos lados del palito de brocheta.

El contorno de la flor va en la cartulina de nuestro color favorito. El centro en la cartulina amarilla y las hojas, en la verde.

Pegamos el centro en una de las flores de cartulina. Pegamos los ojos móviles sobre el centro de la flor, que es la cara de ésta. Dibujamos la boca y la nariz con el rotulador.

En la otra flor, la que va por detrás, escribimos nuestra invitación.

Pintamos el palito de brocheta de verde pues es el tallo.

Cortamos un trozo de telgopor de un tamaño similar al de la maceta, que servirá para sembrar nuestra flor.

Ahora es tiempo de pegar la flor a nuestro tallo. Comenzamos pegando las dos caras de la flor a la punta del palito de brocheta, utilizando el pegamento. Luego pegamos las dos hojas, una a cada lado del palito de brocheta, cuidando de que coincidan bien. Las dejamos secar bien.

Pinchamos la flor en la maceta, la aseguramos con pegamento y cubrimos con el musgo para ocultar el telgopor. Ya está lista nuestra maceta. Ahora haz tantas flores como invitaciones tengas y colócalas en un cesto para repartirlas, verás qué divertido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *