Máscara de hojas secas

Te enseñamos a hacer una máscara de hojas secas con forma de bhúo.

Máscara de hojas secas
Uno de los encantos de la llegada del otoño, es la caída de las hojas de los árboles. Es encantador ver las calles tapizadas por hojas amarillas, marrones, rojas, que danzan con el viento, formando figuras peculiares. Seguro que te dan ganas de jugar con ellas. Hoy te vamos a mostrar una manualidad muy sencilla para hacer con las hojas secas sin gastar dinero.

Vamos a enseñarte paso a paso, cómo hacer una máscara de hojas secas con la forma del rostro de un bhúo para que te disfraces y diviertas trabajando con este material natural. Ponte manos a la obra.

Materiales:

• hojas secas de diferentes colores
• cartulina blanca
• marcador indeleble negro
• trozos de fieltro amarillo y marrón
• tubo de pegamento
• gomets negros
• elástico
• tijera

Máscara de hojas secas

Procedimiento:

En primer lugar debes hacer una plantilla con la cara del bhúo (puedes copiar la de nuestra figura). Luego dibuja sobre la cartulina los ojos, el penacho y el pico del bhúo. Recórtalos. Utilizando los ojos y el pico como moldes, recorta los ojos sobre el fieltro amarillo y el pico sobre el fieltro marrón. Recuerda dejar unas pestañas al pico para poder pegarlo sobre la máscara. Pega los fieltros sobre los moldes de cartulina.

Ahora comienza a pegar las hojas secas sobre el rostro del bhúo, comenzando por la parte de abajo y utilizando las hojas más grandes para la parte inferior. Cuando tengas cubierta la cara, pega los ojos y el pico.

Ya casi está lista tu máscara de hojas secas, sólo falta el elástico que lo puedes engrampar por detrás y sobre los bordes del rostro del bhúo. Ha quedado muy bonita, ¿no te parece?

Calabazas con papel kraft para colgar

Cómo hacer unas calabazas con papel kraft para decorar tu casa en la noche de brujas, con foto, materiales e instrucciones paso a paso.

Para hacer esta manualidad y celebrar Halloween con las infaltables calabazas, aquí tienes una lista con los materiales que necesitas y unas instrucciones bien sencillas. Cuando termines, las puedes colgar del techo y preparar tu casa para la fiesta de noche de brujas.

 

Materiales para hacer calabazas

 

  • Dos hojas de papel kraft anaranjado
  • Una hoja de papel kraft verde
  • Una hoja de papel kraft marrón
  • Tijeras
  • Engrampadora
  • Perforadora
  • Cuerda

 

Cómo hacer las calabazas con papel kraft

 

Primero vamos a usar el papel kraft color anaranjado. Corta dos tiras de tres centímetros de ancho por 30 de largo para cada calabaza. Estas son las tiras que van a ir en la parte de afuera. Luego corta dos tiras del mismo ancho pero de 23 centímetros de largo, dos más de 18 cm y una sola de 15 cm de largo.

Cuando tengas las siete tiras cortadas, tienes que engramparlas todas juntas desde los extremos. Debes tener especial cuidado con el orden: las tiras más largas van por fuera, y luego vas colocando las de menor tamaño hasta que justo en el medio queda la más pequeña (que es una sola).

Corta una pequeña tira de papel marrón kraft, de aproximadamente uno por diez centímetros de largo. Este va a ser el tallo de la calabaza. Para que quede ondeado en la punta, toma un lápiz y envuelve la cinta alrededor. Sostenlo así por algunos minutos.

Por último, usa el papel kraft de color verde para hacer las hojas de la calabaza. Las formas son bien fáciles de hacer, porque tienes que dibujar como si fueran las dos orejas de un conejo. De este modo, cada calabaza va a tener cuatro hojas en total (o dos pares de orejas).

Toma la perforadora para hacer un pequeño agujerito en la parte de arriba y ya puedes pasar la cuerda desde donde vas a colgar la calabaza. Usa nuevamente la engrampadora para agregar el tallo y las hojas en la parte superior, y tu adorno de Halloween ya está listo para ser colgado.

Arañas peludas para decorar en Halloween

Cómo hacer arañas con varas de felpilla y cuentas de plásticos, para asustar a tus amigos o decorar la casa en Halloween.

Para asustar a tus amigos en Halloween, aquí te enseñamos a hacer dos arañas muy reales y peludas. Necesitas solo dos materiales y muy pocos minutos, así que puedes hacer tantas arañas como quieras, para decorar tu casa o para regalar como suvenir en tu fiesta de Halloween. Puedes usar negro y anaranjado, como en las fotos, o combinar otros colores que más te gusten.

Materiales para hacer arañas

  • Varas de felpilla (negras y anaranjadas)
  • Cuentas de plástico (negras y anaranjadas)

 

Instrucciones para hacer arañas

Para cada araña vas a necesitar ocho varas de felpilla del mismo color. Junta todas las varillas en un manojo y dóblalo justo por la mitad. En el extremo donde las varillas quedaron dobladas, tienes que retorcer la punta varias veces, para hacer la forma del pequeño cuerpo de la araña, como se muestra en la imagen.


El segundo paso es separar las varas de felpilla para formar las patas de la araña (si  hicimos bien el primer paso se tienen que mantener unidas por la punta).

Ahora necesitas colocar las cuentas y hacer las articulaciones de las patas. Coloca dos cuentas, una negra y una anaranjada, en cada una de las patas, cerca del cuerpo de la araña, como se muestra en la imagen. Luego dobla un poco las varillas en el lugar donde pusiste las cuentas.

Deja dos centímetros y coloca un nuevo para de cuentas. Dobla otra vez las patas en el lugar donde pusiste las nuevas cuentas, deja tres centímetros y agrega el último par de cuentas. Por último, tienes que hacer un nuevo quiebre en las patas para hacer la última articulación, y tu araña ya puede mantenerse en pie.

Portalápices de Frankenstein

Portalápices de Frankenstein, una sencilla manualidad inspirada en la noche de Halloween.

La celebración de Halloween es una oportunidad fantástica para crear todo tipo de manualidades. Calabazas, fantasmas, momias, brujitas y cientos de monstruos son los motivos preferidos para crear diferentes objetos decorativos.

En esta ocasión, hemos elegido un simpático Frankenstein para crear un portalápices de fieltro que, además de adornar tu escritorio, te será muy útil para ordenar los materiales que tantas veces andan dispersos sobre la mesa. También puedes usar este recipiente para guardar las golosinas que hayas recogido durante la noche de Halloween.

Para hacer este portalápices, necesitaremos:

Una lata de conservas vacía
Una lámina de fieltro verde
Media lámina de fieltro negro
Pedacitos de fieltro blanco y verde claro
Pegamento
Dos pequeños pompones negros
Cuatro imanes redondos
Un cordón negro
Pegamento

Cómo darle vida a nuestro Frankenstein:

En primer lugar, lavamos y secamos bien la lata. Si queda algún borde filoso, lo limamos con una lija.

Envolvemos la lata con el fieltro de color verde oscuro, cubriendo toda su superficie. Usaremos el pegamento para fijar bien la tela. Si sobra fieltro en el borde superior, lo doblamos y lo pegamos hacia el interior de la lata. Lo mismo hacemos en la base.

Una vez forrada la lata, comenzamos a crear el rostro.  Para el pelo, tomamos una tira de fielto negro con un ancho que cubra casi la mitad del portalápices. Cortamos picos en el borde inferior y lo pegamos en la parte superior de la lata, alineando bien los bordes.

Para los ojos, pegamos dos círculos de fieltro blanco y dos rectángulos negros, que serán las cejas. Coloca las cejas de forma diagonal, para darle una expresión más asustadiza. Completa los ojos pegando los pompones negros sobre los círculos blancos.

Para hacer la nariz, recortamos un semicírculo de fieltro en tono verde claro.

Con el cordón negro en forma de zigzag, hacemos la boca.

Colocamos dos imanes en cada lado del rostro, uno sobre otro, para formar los característicos tornillos de Frankenstein. No es necesario usar pegamento, pues el imán se adherirá por sí solo al metal de la lata.

Dejamos secar y ya podemos usar este original portalápices para guardar los objetos que deseemos. Con fieltro, tijeras y pegamento podemos decorar otras latas para hacer portalápices con diferentes monstruos. Prueba con Drácula, el Hombre Lobo o una Bruja. ¡Verás que en poco tiempo podrás crear una colección entera de portalápices para Halloween!