Cómo hacer un portalápices muy fácil con posavasos para el día de la madre

Procedimiento completo para hacer un portalápices con posavasos.

Cómo hacer un portalápices muy fácil con posavasos para el día de la madre

Se aproxima el día de la madre y seguramente querrás regalarle algo bonito para que se sienta más cerca tuyo, incluso cuando está trabajando. Te mostramos cómo hacer un portalápices muy sencillo con posavasos.

Los materiales para esta manualidad, seguramente los tienes en casa, así que podrás hacer tu regalo para mamá aunque no tengas dinero. Pero mucho cuidado, que necesitarás la ayuda de un adulto para hacer las perforaciones. NO intentes hacerlas tú solo.

Materiales:

• 6 posavasos de corcho
• cola vinílica
• regla y lápiz
• taladro

Procedimiento:

¡Pongámonos manos a la obra! Lo primero que debes hacer es pegar todos los posavasos apilados. Coloca uno de los posavasos sobre tu mesa de trabajo y esparce cola sobre la cara superior, de modo que quede toda la superficie cubierta con una delgada película de pegamento.

De inmediato coloca otro posavasos sobre el primero y repite la operación. Así sucesivamente hasta completar los seis posavasos. Al de arriba del todo no le coloques nada pues no va pegado a nada. Presiona bien la pila de posavasos y cuida que queden perfectamente alineados. Limpia cualquier resto de cola que pudiese salirse.

Ahora deja secar al menos 24 horas los posavasos. Si prefieres puedes colocarle un objeto pesado encima para que queden más firmes, esto facilitará el perforado.

Cuando el posavasos esté bien seco, marca con la regla y el lápiz, los sitios donde deseas realizar las perforaciones. Pide a un adulto que realice los orificios con el taladro, cuidando que no perfore muy profundo, los orificios no deben llegar al otro lado.

Cuando estén listos los orificios, puedes colocar un bonito lazo de colores alrededor del posavasos y listo, ya está pronto para dárselo a mamá. Para que quede aún más bonito puedes colocarle algunos lápices.

Posavasos navideños

Posavasos navideños, para decorar la mesa en las fiestas o hacer un regalo artesanal.

Cuando llega Navidad, a toda la familia le encanta ver la mesa decorada con los tradicionales motivos rojos, verdes y blancos que caracterizan las Fiestas. Por ello, diciembre es un estupendo mes para hacer numerosas manualidades. Te enseñamos cómo elaborar unos elegantes posavasos navideños, detalles clásicos e infaltables para adornar la mesa. Un juego de posavasos es también un excelente regalo artesanal, muy fácil de realizar y sin gastar demasiado dinero.

Materiales:

Seis cuadrados de corcho o madera delgada, de 10 cm de lado

Lápiz

Pintura

Barniz

Cinta roja

Cómo se hacen:

Sobre los cuadrados de corcho bien lisos, dibuja a lápiz los motivos navideños que te gusten: un muñeco de nieve, una media de Papá Noel, un arbolito o un trineo… Es más divertido si haces un dibujo diferente en cada posavasos. Puedes calcar un diseño impreso, con la ayuda de un papel carbónico.

Cuando el dibujo esté terminado, lo pintamos. Cuanto más sencillo sea el diseño, más fácil será pintarlos. En la paleta de colores no pueden faltar el rojo, el verde y el blanco. Cuando la pintura de base esté seca, puedes hacer puntitos dorados en los borde del posavasos, para darle un terminado prolijo.

Por último, con la pintura bien seca, pasamos el barniz.

Guárdalos uno encima del otro y átalos con la cinta roja, como si se tratara de un regalo de Navidad.

Otras opciones:

Si no te gusta dibujar, pinta el posavasos con una base de color rojo o verde, y pega una figura navideña recortada de una revista o una postal vieja. Al pasarle barniz, la figura quedará bien fijada al posavasos, y parecerá pintada.

También puedes hacer posavasos de tela. Con una tijera de picos, recorta cuadrados de felpa en colores navideños. Pide ayuda a un mayor para realizar la costura en los bordes. Ata los posavasos con una cinta dorada y guárdalos para usar durante la cena navideña.