Conejitos de frutas

Con esta manualidad harás divertidos conejitos para decorar manzanas y naranjas.


¿Te gustaría encontrar una manera muy divertida para comer frutas? Te damos una idea fácil y colorida para dar forma a las manzanas y naranjas, convirtiéndolas en tiernos conejitos. Estos conejos frutales son una manualidad estupenda para la mesa de Pascuas.

Para un conejito frutal, necesitarás:

Una manzana o naranja
Dos caramelos blandos con forma de gajo
Tres pastillas de colores
mondadientes
Un trozo de queso
Cuchillo
Un malvavisco pequeño

Cómo se hace:

1.    Lavar y secar la fruta.
2.    Colocar los caramelos en forma de gajo con los mondadientes, creando las orejas del conejo.
3.    Con las pastillas de confeti, hacer los ojos del conejo, pegándolos con los mondadientes.
4.    Hacer los bigotes cortando tiras en el rectángulo de queso, en cada uno de los extremos. Fijarlo con el mondadientes y colocar encima una pastilla de confeti para hacer la nariz.
5.    En la parte trasera de la fruta, pega un pequeño malvavisco para formar la cola.

Listo: una simple naranja o manzana se ha convertido en un simpático conejo que decorará la cocina.

Frutero de papel maché

Este frutero de papel maché es una artesanía muy fácil de hacer. Podrás adornar la mesa y guardar la frutas sin necesidad de acudir a recipientes comprados.




Con la fantástica técnica del papel maché no solo podemos crear máscaras y muñecos, sino también objetos sumamente útiles para el hogar, como este colorido recipiente para las frutas. No gastes dinero comprando fruteros de plástico. Con esta manualidad podrás reciclar los papeles viejos, creando un adorno artesanal y ecológico para decorar la mesa.

Para hacer este recipiente, necesitaremos:

Papel de periódico
Cola vinílica
Agua
Recipiente para usar como molde
Papel film
Pintura y pincel
Laca

Procedimiento:

1. Mezcla ¾ partes de cola vinílica y ¼ de agua tibia, para hacer la base de la pasta maché.

2. Envuelve con el papel film la parte externa del recipiente qu has elegido como molde .

3. Corta con las manos trozos de papel de diario, y sumérgelos en la preparación de cola y agua. Pégalos sobre la envoltura de plástico, hasta cubrir todo el recipiente.

4. Haz las capas de papel que sean necesarias para que el frutero quede bien firme.

5. Deja secar 24 horas. Pinta el recipiente con los motivos que más te agraden, y pasa una capa de laca cuando la pintura esté seca, para darle brillo y resistencia.

6. Desmolda el recipiente con mucho cuidado, quitando el recipiente de molde y retirando el papel film. Tu frutera de papel maché ya está lista para ser usada como centro de mesa.